Con el paso a color amarillo en la semaforización de todos los cantones de la provincia del Cañar, varios negocios empezaron a atender al público. Entre estos los establecimientos de alojamiento de paso, como son los moteles que funcionan con restricción de aforo, es decir hasta el 30% de su capacidad, según informó Luis Carbaca, intendente de Policía.

A nivel provincial existe alrededor de 12 moteles, la mayoría están ubicados en La Troncal, tres en Azogues, uno en Biblián y uno en El Tambo. Para poder abrir sus puertas deben adoptar todas las medidas de bioseguridad. En caso de que uno de estos lugares funcione sin respetar las restricciones será clausurado, dijo el intendente.

Conforme a lo happy wheels demo dispuesto por el COE Cantonal, el motel San Valentín, ubicado en la vía rápida Azogues – Biblián, como medidas de bioseguridad implementó cabinas de desinfección de vehículos, alcohol y gel en cada habitación, bandejas para que los clientes desinfecten su calzado al ingreso y el uso obligatorio de mascarillas.

Alexandra Tamay, administradora del motel, señaló que el personal utiliza trajes antifluido, mascarillas, cofias y guantes, para realizar la limpieza adecuada de las habitaciones. “Estamos laborando en horario de 05:00 a 21:00, en cumplimiento al permiso del COE Cantonal”.

Añadió que existe poca demanda de clientes, no obstante, aspira que la situación mejore cuando se regrese a la normalidad y empiece a acudir más parejas.