La Comisaría de Policía del cantón Azogues, en coordinación con miembros del orden, intervinieron una discoteca ubicada en la avenida 16 de Abril, en cuyo interior se encontró a seis personas consumiendo bebidas alcohólicas.

A pesar de que por el estado de emergencia está suspendida la actividad de este tipo de establecimiento nocturno, las autoridades constataron la existencia de un escenario con música y karaoke en el horario que rige el toque de queda.

Luis Sarmiento, comisario de Policía del cantón, informó que el operativo se ejecutó cerca de las 20:00. “Los asistentes indicaban que era una reunión familiar, ya que uno de los que estaba dentro del local había concluido su carrera universitaria”, mencionó.

La discoteca fue clausurada con la colocación de los respectivos sellos, mientras que a las personas se les procedió a sancionar por incumplir el toque de queda, cuya multa asciende a 100 dólares por tratarse de primera vez, y en caso de ser reincidentes es de 400 dólares