Hasta el 31 de octubre, todas las autoridades de elección popular e instituciones públicas, deben rendir cuentas a la ciudadanía y entregar su informe de gestión del año 2019 al Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS).

El pasado 15 de julio se aprobó el nuevo cronograma, en el cual se indica que los sujetos obligados a rendir cuentas tienen que cumplir las fases de deliberación pública, haciendo uso de las medidas de bioseguridad y de plataformas informáticas, como Facebook Live o Zoom, para evitar el contacto con la ciudadanía.

Las transmisiones pueden ser en vivo o videos; además, deberán abrir canales de comunicación como formularios en línea o correos electrónicos, para que los ciudadanos evalúen y hagan sugerencias sobre su gestión.

El CPCCS vigila que se generen esas condiciones para que los ciudadanos puedan participar y ejercer su derecho a conocer y evaluar la gestión de lo público.

En la provincia del Cañar son alrededor de 118 instituciones y autoridades, tanto de la función ejecutiva, electoral, judicial, legislativa, medios de comunicación, institutos de educación superior, GAD municipales, parroquiales y provincial, que tienen que entregar sus informes