Alrededor de 300 personas que habitan en el barrio Opar – Zhirincay, perteneciente a la parroquia Bayas, del cantón Azogues, se sienten perjudicados por el mal estado en el que se encuentra su vía, que desde hace más de dos años no recibe mantenimiento.

Baches donde se acumula el agua de las lluvias, grietas y hundimientos, es la tónica a lo largo de esta vía que conecta a las parroquias de Bayas y Luis Cordero. En un recorrido hecho por este sector, se constató que la denuncia que hacen los moradores es legítima y exigen a las autoridades una intervención inmediata.

José Quintuña espera que el mensaje llegue a las autoridades municipales, que están encargadas de arreglar esta vía, porque está dentro de la parte urbana. “Entendemos que hubo el problema de la pandemia, sin embargo, hemos visto y constatado que hay algunos sectores que sí son tomados en cuenta, pero a nosotros nos han dejado abandonados”, dijo.

Manifestó que, debido al estado vial deplorable, los propietarios de vehículos de esta zona happy wheels demo se dañan o sufren accidentes, los motociclistas se caen, a veces hay personas con discapacidad que no tienen la facilidad para transportarse; además, por el mal tiempo, el agua lluvia acarrea el lastre hasta las viviendas aledañas.

Antonio Rojas, vicepresidente del barrio, recalcó que los vehículos pequeños son los que más daños sufren, incluso últimamente un automotor se cayó a la cuneta al tratar de esquivar los baches. Comentó que hace ocho meses, el alcalde acudió al sector y ofreció enviar maquinaria, pero todavía no ha cumplido.

El presidente del barrio, Lauro Pérez, señaló que necesitan de un equipo caminero, conformado por una retroexcavadora, una motoniveladora, un rodillo y una volqueta, para que levante el lastre que está acumulado y vuelva a aplanar, con lo que se daría un mantenimiento a esta vía que es bien transitada.

“Pedimos que se acuerden de nosotros, así como cuando estaban en campaña e iban ofreciendo de todo; tengan un poco de compasión de ver como se destruyen los carros”, expresó Vicente Asitimbay.